04 febrero 2007

Google Bombing II o "La Torre-blog de Babel"

Recuerdo cuando hace menos de un año volví a escuchar la palabra BabelFish (que si bien tiene otro origen, para mí era el traductor online multi-idioma de Altavista), y caí que "etimológicamente" el nombre tiene que ver con la Torre de Babel y con la gran confusión de los dialectos que hubo en dicho tiempo.
Mi nota anterior sobre los resultados editados por Google manualmente para evitar el Google Bombing la terminé de escribir a conciencia de que la información de base no era correcta, según pude ver, es decir: no existió. Mi hoja de ruta fue: A Big Door -> Ismael El-Qudsi -> dirson -> Official Google Webmaster Central Blog. De ahí, la verdadera fuente, leí que no se iban a modificar o editar manualmente determinados resultados. Sino, que están totalmente contrarios a eso, y que sus ingenieros mejoraron las técnicas de detección de Google Bombing a través de un mayor análisis de la estructura de los links. Por lo tanto, Google no está siendo editado manualmente, sino que la noticia del 26 de enero era realmente: "Google anunció que ha implementado un mecanismo para la disminución del impacto de Google Bombing, mejorando la detección automática de tales manipulaciones".
Espero estar en lo cierto, porque si no, quedaría muy mal... aunque, nadie es perfecto...
Al mismo tiempo, destaco la importancia de emitir opinión basados en algo, que si bien ese algo no terminó siendo lo que uno supuso, no es esto motivo suficiente para tirar lo escrito a la basura. Y fue así, que antes de terminar mi nota anterior, decidí ver un poco de dónde venía el asunto, y llegué hasta dirson (que quizá fue malinterpretado al escribir "modificar a mano"), y de ahí a la fuente máxima en este caso que es Google. Pero aún sabiendo ""La Verdad"" (comillas dobles), decidí publicar mi opinión porque seguía teniendo validez, (en general, y en el caso hipotético de que las cosas fueran como en un principio creí).
Antes de terminar, me gustaría destacar la participación del OjoBuscador (o el autor del artículo) y sus comentarios sensacionalistas que critican y ven anulada la "naturaleza democrática" de Google al incorporar dichos cambios para la eliminación de las bombas. A mi entender, el tipo de democracia que proponen los Google Bombers no es lo que la humanidad entiende como democracia. No tienen más importancia un pequeño grupo de personas cortando una ruta o un puente para exigir más planes sociales, que miles de personas que elijen otro camino y no pueden transitar libremente por la ciudad. Más allá de todo, esta frase me pareció de más: "Pareciera que en plena lucha contra el terror y el fracaso de la invasión a Irak produce que un buscador estadounidense no puede tolerar que le pongan “bombas” en forma de links".
Por último, quizá una corrección también prevista de mi artículo anterior es que según veo, el tema del Google Bombing lo aplican solamente a términos concretos enfocados a sitios inocentes que no pretenden ser encontrados por dichos términos. Yo incluí también a sitios que con objetivos comerciales logran escalar posiciones en Google superando a los que verdaderamente tendrían que estar. Por ejemplo, al buscar hoteles no tan conocidos y programas, suelen aparecer sitios de reservas de hoteles antes que el sitio del hotel propiamente dicho y sitios de descarga de programas gratuitos por los cuales nos piden pagar para descargarlos, siendo el programa en sí gratuito. Me parece importante que Google logre minimizar también este tipo de casos ya que molestan en el encuentro del usuario y lo que verdaderamente está buscando.

2 comentarios:

Fede dijo...

Si buscas sobre la SGAE verás que aún sigue padeciendo el googlebommbing... no deja de ser una forma de ver la red. Si la mayoría piensa una cosa...aunque no sea la verdad...

Iair dijo...

fede: con la SGAE deliberadamente se hizo una campaña para que aparezca en los primeros puestos. Tené en cuenta que mil personas agrupadas con un mismo objetivo pueden más que un millón de personas sueltas.
Personalmente no me toca ni vivir ni padecer de la realidad de la SGAE, por lo cual, de ser así posiblemente te de la razón. De todas maneras no comparto la idea de hacer campañas que atenten con la salud de los buscadores, tanto sea para beneficio o perjuicio de algo/alguien.
Quién no odió a los sitios basura que no brindan lo que dicen brindar, o se valen de artimañas para ofuscar nuestra búsqueda de algo útil.
Como poder se puede, pero a la larga todos lo padeceremos...
Muchas gracias.